Amigos de google.

viernes, 31 de octubre de 2014

Mi amigo Joaquín





(Imagen tomada de internet – autor desconocido)


Me quedé perplejo. No sabía qué decir. Pensé que Joaquín era un mujeriego, pero nunca  creí que tanto, hasta que  le escuché comentar:
   La saqué de mi casa, apresurado. Aún estaba húmeda.
Desde entonces ya no le miré  igual, hasta que ya no pude más y le pregunté:
   Joaquín, ¿quién era la joven con la que estuviste la Noche de Reyes? Recuerdo que comentaste  que se fue apresurada… — pregunté curioso.
   ¿La Noche de Reyes? ¡Qué va! Toda  la semana estuve pintando un cuadro de una geisha para mi hermana y hasta lo entregué sin secar —contestó.
   ¡Menuda verdad! — comenté.




Roberto Kamé © 2014.
Leer por leer. 
Tema: la verdad.