Amigos de google.

miércoles, 3 de junio de 2015

Recuerdos






Recuerdos

Llegó a casa avanzada la noche. Estaba destrozada. No había sido un gran día. Lo había perdido todo, incluida su dignidad.
Recordó como siempre se había puesto de pie ella sola,  a base de fuerza de voluntad.
Cogió en sus manos la caja donde guardaba la correspondencia  que mantenía antes de la existencia de facebook. Allí estaba aquella tarjeta que le había enviado Víctor varios lustros antes, con una frase que siempre fue su faro:
«Siempre hay un trozo de cielo azul».
Ávida, cogió el teléfono y charló con su amigo durante horas.
 «Después de todo, mañana será otro día».

Inma Flores – Leer por leer – 11/04/2015